Pluma de Maat

Dentro de la mitología griega, una de las más conocidas entre las mitologías, existen una serie de símbolos o figuras que guardan importantes y complejos significados. Es el caso de la Pluma Maat.

Pues este símbolo representaba a una Diosa de la Justicia y del Orden Cósmico, hija de Ra (Dios del Cielo y del Sol) y además representa un concepto abstracto que simboliza la justicia, el equilibrio y la verdad.

Maat representaba una Diosa, cuya imagen se basa en una mujer sentada sobre sus talones o de pie, que tiene sobre su cabeza una pluma de avestruz, que realmente era la parte más curiosa de su figura; en una mano portaba un cetro (símbolo de poder) y en la otra un anj (símbolo de la vida eterna).

De acuerdo a la historia, esta Diosa tenía el propósito de disciplinar la conducta de los Dioses y los mortales. Maat era como la norma para la naturaleza y la sociedad, y para que actuaran conforme al bien.

¿Qué dice la mitología de la pluma de Maat?

En la mitología griega, había un evento que se consideraba de suma importancia para los muertos, que era El Juicio de Osiris, en el que la Pluma de Maat jugaba un papel fundamental.

ya que se consideraba que era el símbolo de la justicia de Egipto, que se suponía que contenía las malas acciones realizadas en el transcurrir de la vida, de hecho, le llamaban La Pluma de la Verdad.

Pluma de Maat símbolo

El corazón era en aquel entonces visto como una parte del alma; de hecho, esa es la razón por la que se les dejaba el corazón a las momias en Egipto (extrayéndole el resto de los órganos).

En el Juicio de Osiris, se pesaba el corazón del difunto contra una pluma de Maat. En una balanza de dos platos, se colocaba en uno de ellos el corazón del difunto; y en el otro plato, se colocaba la Pluma de Maat.

Si el corazón pesaba igual o tenía menos peso que la Pluma de Maat, eso significaba que el difunto habría llevado una vida honorable y honesta, y seria llevado a la vida eterna en el más allá.

Pero si por el contrario, el corazón tenía más peso que la pluma, eso representaba que habría tenido una vida impura y no había sido un hombre justo, por lo que el destino del fallecido era ser devorado por una devoradora de muertos, llamada Ammyt,perdiendo así su condición de inmortal, y tras su aniquilación, sería olvidado. Es por esto que el corazón de los egipcios era considerado las llaves al paraíso.